Una base de más de 500 millones de potenciales consumidores (¡y sumando!) parece un buen motivo para que las empresas se planteen la siguiente posibilidad: vender sus productos directamente a través de su perfil en Facebook.

Ni más, ni menos. Adaptarse e innovar es una buena fórmula para superar obstáculos, sólo hace falta dar el paso. ¿Por qué hacerlo? Porque si sumamos e-commerce y Social Media, el éxito es seguro.

El funcionamiento es sencillo. Pongámonos en la piel de un potencial cliente interesado en X producto, y además le suena nuestra marca… pues bien:

  1. Buscará nuestra fanpage en Facebook.
  2. Un clic en “Me gusta”.
  3. Ojea la página y repara en la pestaña “Tienda”, “Catálogo” o similar.
  4. Encuentra el producto y lo compra.

Un proceso rápido, sencillo y efectivo. Veamos, por puntos, sus ventajas:

  • Sin salir de la página de perfil de la empresa, el consumidor encuentra todo el catálogo de productos, con sus características, precio, imagen…todos los detalles en un escaparate on line desde casa o el trabajo. Encuentra lo que buscaba, y más.
  • No hay más trámites, no hay pérdida de tiempo y el pago puede realizarse desde la propia página de Facebook.
  • Si al cliente le surge cualquier duda, puede ponerse en contacto directamente a través de la página para recibir el asesoramiento de un comercial. Contacto directo cliente-empresa.
  • La compra se realiza con todas las garantías y seguridad a través de plataformas de pago electrónico como Paypal o las plataformas seguras de pago de Visa o MasterCard, en las que el cargo a la tarjeta es verificado aportando seguridad blindada a la cuenta del cliente.
  • El cliente tiene la posibilidad de comentar, compartir y recomendar con sus amigos su experiencia de compra en nuestra fanpage. Para la empresa, se traduce en una mayor exposición a potenciales consumidores.
  • Esta plataforma da la posibilidad de ofertar y lanzar descuentos o promociones muy atractivos para incentivar la venta y motivar al cliente a llenar su carrito de la compra 2.0.

Conclusión: el hecho de facilitar al cliente la compra y ahorrarle tiempo, y garantizando la seguridad del proceso, es por sí mismo un factor clave para montar una tienda online en el perfil de Facebook, potenciando además la presencia en esta red social. Los resultados, rápidos y efectivos.

“En Centro de Producción Publicitaria podemos ayudarte a crear y gestionar tu propio escaparate online”.


Leticia Del Castillo, Ejecutiva de Cuentas