A la hora de crear la identidad corporativa para tu empresa debes tener en cuenta numerosos factores que van más allá del logotipo.

Es importante saber que la base, los cimientos de una empresa, reside en su propia identidad. ¿Qué quiere decir esto? Pues que la compañía tiene que ser fácilmente identificable y, además, de forma unívoca. La identidad corporativa es un factor diferencial frente a la competencia, ya que influye en la percepción de los clientes potenciales de la empresa y en los valores determinados que estos asocian a la empresa. Por eso es muy importante conocer al público al que van dirigidos los mensajes de la empresa (todo acto comunicativo es un mensaje), y que la misma establezca un patrón por el que regirse, es decir, que haga una proyección correcta de su identidad.

Las claves más allá del logo

  1. FILOSOFÍA CORPORATIVA

Establecer claramente la misión de la empresa y los valores por los que se rige. Es decir, para qué existe la empresa, su razón de ser, sus perspectivas de futuro, el corazón que pone en funcionamiento su labor (los valores).

2. CULTURA CORPORATIVA

Compartir en el ámbito empresarias una cultura común, las normas, los valores… Conseguir una uniformidad empresarial interna más allá de la mera labor que desarrolle la corporación. Esto supone también la unificación de las comunicaciones, que deben seguir una misma línea, a pesar de que sean diferentes comunicadores y medios los que reflejen la información. Para ello, las empresas pueden ayudarse un manual de cultura corporativa, que es un documento en el que se recogen todos los aspectos esenciales que estipulan los criterios de actuación acordes a la imagen de la compañía.

3. IMAGEN DE MARCA

¿Qué aspectos se deben recoger?

  • El color
  • El nombre de la empresa
  • El logotipo
  • El isotipo (se refiere a la parte, generalmente icónica o más reconocible, de la disposición espacial en diseño de una marca, ya sea corporativa, institucional o personal)
  • El eslogan
  • La tipografía

Para ello, puedes ayudarte de agencias que te asesoren en los aspectos gráficos, que a día de hoy resultan imprescindibles para cualquier empresa y te aconsejarán sobre el material corporativo (merchandising, papelería, stands…). Esto puede suponer un valor extra que ayude a diferenciar tu empresa dentro de un sector, además de ser favorable para la imagen de la misma ya que demuestra compromiso y profesionalidad.

La página web es otro de los elementos clave y debe ser fácilmente identificable con tu negocio, además es un requisito fundamental que incorpore el nombre de tu negocio. Si no, ¿cómo iba a aparecer en los resultados de los buscadores?

 

Si aún tienes dudas, ponte en contacto con CPP. Te daremos las soluciones que necesitas.